Tres generaciones consagradas a la producción cinematográfica

Estela Films es la productora de cine en activo más antigua de España. Fue fundada el 12 de febrero de 1948 y está registrada con el número 23 en el Ministerio de Cultura. El primero en dirigirla fue Jordi Tusell Coll, tarea que compaginó con la presidencia de la Agrupación Sindical de Productores Cinematográficos. Así mismo, fundó Cinespaña SA, contribuyó a la creación del Institut del Cinema Català y recibió la Medalla de Oro de la Academia en 1996. En 1970 le relevó en el cargo su hijo Félix Tusell Gómez, quien además adquirió la propiedad de la empresa y presidió la PCA (Productores Cinematográficos Asociados). A partir de 1991, año en que murió, la empresa fue dirigida por Mercedes Sánchez Rau, diseñadora de vestuario galardonada con el premio Goya al mejor vestuario por la película ¡Ay, Carmela! En los últimos tiempos, el hijo de Félix y Mercedes, Félix Tusell Sánchez, comienza a dirigir la empresa, lo que constituye la tercera generación de la familia consagrada a la producción cinematográfica.

La trayectoria de Estela Films es muy representativa del camino que siguió el cine español a lo largo de su historia. Varias de sus películas han sido dirigidas por maestros de la talla de Luis García Berlanga, Fernando Fernán Gómez, José María Forqué, Mario Camus o José Luis Cuerda, y en ellas aparecen los rostros más conocidos del panorama nacional. Además, ha cosechado importantes premios como el Oso de Plata del Festival de Berlín y muchos otros galardones en festivales como el de San Sebastián, Venecia, New York, Nueva Delhi, Montreal o Moscú.

 
Jordi Tusell Coll, fundador de Estela Films, sostiene el Oso de Berlín en 1958, premio que obtuvo por la película Amanecer en puerta oscura. El segundo por la izquierda es el director de la misma, José María Forqué.

Jordi Tusell Coll, fundador de Estela Films, sostiene el Oso de Berlín en 1958, premio que obtuvo por la película Amanecer en puerta oscura. El segundo por la izquierda es el director de la misma, José María Forqué.

 

La trayectoria de Estela Films es representativa de la industria del cine en España a lo largo de su historia

En sus comienzos, Estela Films produjo películas que reflejaban la situación socio-­política que estaba atravesando el país. Así, encontramos films de corte religioso, como Teresa De Jesús o Aquella Joven De Blanco (sobre la vida de Bernardette de Lourdes), divertidas comedias con los actores de moda (José Luis López Vázquez, Gracita Morales, Tony Leblanc...) como Los Palomos o Historias De La Feria, o el musical folklórico Café De Chinitas (con Antonio Molina y Rafael Farina como protagonistas). También es destacable la producción Érase Una Vez, una de las primeras cintas de animación españolas. 

A partir de los años 50, eran habituales los rodajes de western en nuestro país, debido a las similitudes entre los paisajes desérticos de España y los del oeste americano. Estela Films coprodujo varios spaguetti westerns de títulos tan sugerentes como Adiós, Texas (con el mítico actor Franco Nero) o 7 Pistolas Para Los MacGregor (cuya música fue compuesta por el veterano del género Ennio Morricone). Aunque se puede adscribir al género, presenta significativas divergencias Amanecer En Puerta Oscura, donde Paco Rabal encarna a un forajido de la España profunda del siglo XIX.

De esta época también son característicos los filmes del Neorrealismo español, como la moralmente novedosa Una Historia de Amor, del director perteneciente a la llamada Escuela de Barcelona Jordi Grau, o La Vida Por Delante,  excelente película de Fernando Fernán Gómez que retrata las frustraciones de la juventud española con una narrativa muy moderna, gran sentido del humor y pasmosa vigencia.

Con los últimos años del régimen, la censura comienza a permitir películas que mostraban realidades diferentes a las políticamente correctas. Estela Films realizó varios filmes que siguen este sendero: La Larga Agonía De Los Peces, con Joan Manuel Serrat iniciándose en el ambiente hippie de Ibiza y Londres, Los Chicos Con Las Chicas con el grupo pop Los Bravos, o Un Invierno En Mallorca, en la que se critica el provincianismo español del siglo XIX a través de los ojos ilustrados de Frederic Chopin y George Sand (interpretada aquí por la bella Lucía Bosé). Con la muerte del dictador, el ambiente liberal de estas películas declinó en el llamado Destape, del que la productora también participó con piezas tan provocadoras como Es Pecado... Pero Me Gusta o Mayra, La Venus Negra.

En los años 80, Estela Films acomete producciones de mayor presupuesto con directores de prestigio, como la serie coproducida con TVE La Forja De Un Rebelde, dirigida por Mario Camus y basada en la trilogía de Arturo Barea. Además, a partir de 1987, representó en España a China Film Corporation, entidad gubernamental de la República Popular China, distribuyendo en España treinta películas chinas de cine, vídeo y televisión, entre las que destaca Ju Dou, de Zhang Yimou y ganadora de la Espiga de Oro en el Festival de Valladolid en 1990.

1985, rodaje de La vieja música. A la izquierda, arrodillado y con gafas de sol, Félix Tusell Gómez, y detrás de él, Mercedes Sánchez Rau. En la foto también aparecen el director de la película, Mario Camus (de pie a la derecha) y los actores Paco Rabal y Federico Luppi.

1985, rodaje de La vieja música. A la izquierda, arrodillado y con gafas de sol, Félix Tusell Gómez, y detrás de él, Mercedes Sánchez Rau. En la foto también aparecen el director de la película, Mario Camus (de pie a la derecha) y los actores Paco Rabal y Federico Luppi.

Durante la década de los noventa, la empresa se embarcó en dos series documentales: Un Mundo Sin Fronteras, en las que directores como Ricardo Franco o Mariano Barroso abordaban la actuación de las principales ONG en el mundo, y Cenizas En El Río, un retrato sobre la India a través de sus religiones.

Después de algunos años de parón, se incorporan a Estela Films unos jóvenes cineastas que tienen una doble ambición: por un lado, la de hacer de ella una empresa moderna, versátil y adaptada a los nuevos tiempos que corren; por otro lado, la de mantener el nivel de excelencia de sus predecesores y seguir haciendo cine español de calidad por muchos años más.